"DICHOSA EDAD Y DICHOSOS SIGLOS AQUÉLLOS A QUIEN LOS ANTIGUOS PUSIERON EL NOMBRE DE DORADOS, Y NO PORQUE EN ELLOS EL ORO, QUE EN ESTA NUESTRA EDAD DE HIERRO TANTO SE ESTIMA, SE ALCANZASE EN AQUELLA VENTUROSA SIN FATIGA ALGUNA, SINO PORQUE ENTONCES LOS QUE EN ELLA VIVÍAN IGNORABAN ESTAS DOS PALABRAS DE TUYO Y MÍO"

miércoles, 4 de marzo de 2009

Que Dios te bendiga, imbécil.

Decía la gran figura del Novecentismo Ramón Gómez de la Serna, Ramón, como gustaba que le llamasen, que aburrirse es besar a la muerte, con esa exactitud metafórica propia de las greguerías, que al fin y al cabo no eran más que la suma de la metáfora y el humor. Pero también decía San Juan de la Cruz, el tonsurado abrumado por el misticismo, natural de la muy noble villa abulense, árida y seca ella, de Fontiveros, que pongamos amor donde no hay amor y sacaremos amor; después de reflexionar, no mucho, culpa de los exámenes que sobre mí se lanzan -¡cobardes!-, me pregunto si besar a la Muerte, donde suponemos no hay amor, donde inquirimos que no hay nada, si besar a esa Nada es el aburrimiento, y la verdad es que yo no recuerdo si antes de nacer me aburría o no. También decían los jóvenes luchadores del Mayo francés, siempre bajo la capa o el manto de papel de Sartre, que el aburrimiento es contrarrevolucionario, como contrarrevolucionaria es la incultura que en estos aciagos días nos asfixia y, a pesar de muchos, nos determina. Soy de los que opinan, que no del bando, porque en mi vida he pertenecido a ninguno, que el aburrimiento es una invención fruto de las mezquinas mentes de hombres malvados. El aburrimiento no existe, y si existiese, habría que abolirlo, por ser éste la principal arma contra la meditación, contra la reflexión, contra la culturización.
El aburrimiento es el caballo de Troya de retorcidas materias grises, que inofensivas se cuelan en nuestra retaguardia y, cuando menos lo esperamos, nos asestan el golpe mortal, cuyo síntoma más claro es la inacción, que finalmente te conduce, sin dilación, sin remedio, a la indiferencia. Con esto intento manifestar mi rechazo a la mentalidad que se ha apoderado, como el caballo de Troya, en la juventud. Sí, se que soy un pelma, pero no cejare en mi empeño de denunciar esta barrabasada, esta inminente derrota. Ayer, mientras asistía a clase de Literatura y me deleitaba con la magnífica poesía del gran Antonio Machado, leyendo la entrevista que Gerardo Diego le hace para su famosa "Antología", al llegar al punto donde confiesa Machado que sus aficiones son leer y pasear, el compañero ubicado a mi lado me dirige una cómplice mirada, mitad canalla, mitad risoria. Yo le devolví una mirada esclarecedora y dejó de sonreir sarcásticamente. Entendió que entre sus motos y sus discotecas y los paseos y lecturas de Machado prefiero, indudablemente, las aficiones del segundo. Creo que tras éste capitulo, capítulo indiferente, anecdótico, irrelevante, entenderéis cuan es mi decepción por una mayoritaria porción de juventud, jóvenes como yo, que no muestran ni el más mínimo agrado -¡agrado!- ni el más mínimo respeto por nuestro genios. Si la juventud no está muerta, está agonizante, está exhalando suspiros mortecinos, como cortinillas de niebla insípida, está exhortando desgarradores gritos y lamentos que se hunden en ese mar de pasmosa indiferencia, y lo peor es que no la han asesinado, sino que ella misma se ha suicidado, no con cicuta como Sócrates, ironía de la vida, condenado por corromper a la juventud, sino como Jimmy Hendrix, ahogado en sus propios vómitos. Será que la cicuta es sólo muerte para Sabios, pero a mí sólo me queda decir: "Que Dios te bendiga, imbécil."

8 comentarios:

Abutita dijo...

Hola!!
Gracias por emplear tu tiempo en mi -"cutre-blog" !!
El tuyo es muy interesante, escribes muy bien.
sobre esto, pues sí, nuestra generación de jóvenes es muy irritante en ese sentido.... y en tantos otros!! Pero yo no creo que sea pq haya,os salido mas imbeciles que nuestros antepasados...creo que nuestra educación ha sido mucho más deficitaria, mucho más dirigida por el poder (qué asco)...y encima, nosotros lo tenemos todo...o casi.
Estammezcla de dos componentes es, a mi gusto, lo suficientemente chunga como para que salga lo que tenemos hoy como "juventud"....
Y sí, es triste que no se admire a Machado (mi lider espiritual) a Juan Ramón, a Góngora o a Goya...Porque son parte de nuestra cultura e identidad.
Besos desde el Sur

AlbertoEL dijo...

Gracias por tu comentario Abutita, estoy de acuerdo en gran parte cuando expones tus razones. Es cierto que la educación que recibe la juventud actual es un asco, pero culpa de ello lo tiene el juego político al que los partidos someten, como piezas de ajedrez,a los distintos elementos de la educación.

En cuanto a nuestros grandes genios, es triste, es aterrador, horrendo... porque además de ser nuestra cultura, como bien dices, son nuestra idenitidad, y si al menos no te gusta leer -porque recordemos que leer es una vocación, como escribir-, por lo menos respétalos, porque son hombres admirados.

Un beso desde la estepa madrileña.

Alberto.

Arantza G. dijo...

Se lee poco, la gente, sea joven o no, prefiere ver la televisión o jugar a los video juegos. Se está idiotizando a pasos agigantados.
Empezando porque en los parques ya apenas se ven niños jugando (están en casa viendo sabrá Dios qué) siguiendo por los jóvenes (más preocupados de grabar con sus móviles cualquier ultraje) y las amas de casa...ja, esas ya, ni te cuento, enfrascadas de vidas ajenas con pocas ganas de coger un libro en su tiempo libre. Y quedan los ancianos, supervivientes de una inexistente cultura que ellos mismos han decidido, porque algunos ponen la excusa que no pudieron ir a la escuela o que no tenían dinero...pero hace muchos años que están jubilados, con tiempo de sobra para leer, aunque sea el períodico, pero no, no lo hacen, por vagancia, por dejadez, por comodidad...
Es más fácil culpar a otros de nuestras deficiencias y a veces nos cebamos con los políticos (que Dios me mantenga lejos de esa especie)pero la educación empieza en casa.
Si no hay una buena base cultural y de respeto, no habrá nada que hacer con los "futuros"
Lo dejo que me he pasado un pueblo.
Un beso.

Lydia dijo...

Hola amigo, cuanto tiempo.

vivimos en un mundo de indiferentes, de bandidos y de conformistas. La juventud es el reflejo de nuestra sociedad. Yo ya he sido joven, he sido una mujer siempre muy curiosa, y nunca me he aburrido. Ahora me toca trabajar con gente insipida, aburrida, vacia. Y que le vamos a hacer! Sigo paseandome por el campo, sigo maravillandome (hoy he disfrutado observando a abejas), sigo inquieta, buscadora, investigadora. Yo sigo mi camino, y nadie me hará cambiar, no pararé de amar, de dar, de sentir compasión, de ofrecer. Es asi.

Sigue tu camino, es un consejo de vieja dama.;) Sé alegre y bondadoso.

Ah, es verdad que escribes muy bien.

Un abrazo,

Maripaz Brugos dijo...

Un debate muy interesante entre personas de distintas generaciones

Abubita, un saludo para el sur y mi felicitación por pensar así

Alberto, en más ocasiones te lo he dicho;me encanta tu manera de ser ...

Sois dos jovenes que no os habeis dejado llevar de las modas borreguiles , curiosos, como dice Lydia, con inquietudes culturales, con afanes ...

Como vosotros, estoy segura que habrá muchos más y eso ya és, un punto para confiar y tener esperanza de que la sociedad cambie

De todas las maneras, opino como Arantza y todos vosotros , es una pena auténtica ...

Besos para todos

el Gato Negro dijo...

Un saludo

Desde hace unos meses, yo y otros dos amigos, estamos llevando a cabo un proyecto. Dicho proyecto consiste en la elaboración de una comunidad literaria independiente, un rincón en el que cualquiera pueda expresarse y de cualquier forma: relatos, poesía, etc. La idea de la que surgió y de la que aún se sigue sustentando, no es solo esa expresión, anteriormente mencionada, sino el mestizaje: que lo que yo escriba puede servirle a otro de aprendizaje o si más no, pueda aportarle alguna idea y viceversa. Por ello, les invito a todos aquellos que quieran participar en la redacción a que envíen un mail a lagacetademedianoche@gmail.com, citando el correo electrónico de la cuenta blogger, a la que deberá enviarse la invitación.

Atentamente,

El Gato Negro

Alejandro Kreiner dijo...

Para la sociedad actual tiene más importancia el dinero que la cultura.

Saludos.

Lola dijo...

Pues verás, Alberto. Yo tengo 75 años y por circunstancias especiales empecé a interesarme por la vida cuando tenía 44. Tiempo perdido, lo se, pero 31 años bien aprovechados y sin aburrirme nunca, nunca. He estudiado, he trabajado y ahora sigo interesada por todo. El aburrimiento no existe para las personas curiosas de todo lo que pasa en el mundo.
Tu post me ha gustado mucho.
A Arantza le diría que no generalice tanto con los mayores o ancianos, da igual el nombre, pues conozco mucha gente, bueno mucha no, que no se aburre.... De todas maneras he entendido su mensaje.
Si quieres leerme, cosa que me gustaría mucho, mi blog es
http://boheme.zruspas.org
Hasta otra y un abrazo. Lola