"DICHOSA EDAD Y DICHOSOS SIGLOS AQUÉLLOS A QUIEN LOS ANTIGUOS PUSIERON EL NOMBRE DE DORADOS, Y NO PORQUE EN ELLOS EL ORO, QUE EN ESTA NUESTRA EDAD DE HIERRO TANTO SE ESTIMA, SE ALCANZASE EN AQUELLA VENTUROSA SIN FATIGA ALGUNA, SINO PORQUE ENTONCES LOS QUE EN ELLA VIVÍAN IGNORABAN ESTAS DOS PALABRAS DE TUYO Y MÍO"

lunes, 12 de enero de 2009

Anábasis de una vida joven y la homosexualidad de Tintín


Anábasis es término un tanto confuso que significa "expedición" y que generalmente se refiere a dos obras cumbre de la literatura universal como son la Anábasis de Jenofonte o Anábasis alejandrina, escrita por Flavio Arriano y que narra la vida de Alejandro Magno. Hoy le intentaré dar un tercer significado y por eso encabeza éste artículo.

Ayer ya descargué un poco de la ira que venía acumulando desde hace unos meses y la verdad es que me encuentro mejor. Debo confesaros que yo soy un poco impulsivo y de vez en cuando tengo estos arrebatos, que tampoco me preocupan lo más mínimo, ya que me liberan y me determinan como lo que soy, una persona normal. También debo confesaros que estos ataques de rabia derivan de lo asqueado que estoy por todo lo que os expuse ayer y algunas cosas más de mi vida íntima, y es que a lo mejor no soy tan normal como creo. Sí, definitivamente, creo que soy un bicho raro, pero con sus pros y sus contras. Tampoco me preocupa, porque ésta es la esencia de lo que nos hace ser únicos y a veces, incluso, nos hace destacar entre esa masa heterogénea que llamamos sociedad (¿?) .

Anábasis de una vida joven. El próximo abril cumpliré veinte años y reflexiono sobre todo lo que he vivido. No puedo quejarme ni mucho menos. Tengo una familia estupenda, buenos amigos, una vida holgada. También tengo problemas, me he llevado muchos chascos y decepciones con gente, amigos, amigas o novia. He tenido momentos de euforia y momentos de soledad, momentos que apuraba y momentos que no acababan nunca. Momentos únicos. Momentos desesperados. Y es que la vida es un momento.

Anábasis de una vida joven, y es temprano para decirlo, pero cuando asistes a las desgracias de este mundo sientes que la juventud se está llendo por la puerta de atrás. Miras la infancia como un momento ajeno a todo, como un pequeño jardín de las delicias en el cual tú eres el protagonista y la imaginación es tu mundo, imaginación infantil pervertida por esos otros pederastas como son los videojuegos, las videoconsolas... Pederastas pervertidos que además pervierten la mente del niño o niña, que les sumen tempranamente en este mundo asqueroso donde gana el más competitivo, donde el pensamiento es una mera anécdota, un reducto.

Recuerdo que cuando era un niño me encantaba echar carreras con mi hermano, montar en bicicleta -esto aún me sigue encantando-, tirarme globos de agua en verano en el pueblo y llegar a casa empapado esperando la regañina de mi abuela y la sonrisa de mi abuelo. También me gustaba escribir, pero me daba vergüenza decirlo. Tenía miedo de que me conceptuaran como un bicho raro, cosa que ahora me da exactamente igual. También me gustaba mucho la historia y sus anécdotas, sus recovecos, me parecía un mundo apasionante y cuando mis padres me llevaban al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial o al Alcázar de Segovia se apoderaba de mí una enorme ilusión, un gozo indescriptible, que aún se repite si casualmente voy a parar por allí.

Ahora me encanta la lluvia, como ya os dije. La niebla misteriosa de la mañana. La bruma. Tumbarme en el campo, sobre un colchón de hierba y espinas que se clavan, encenderme un cigarro y mirar al cielo, sin pensar en nada, o pensando en algo poco importante. También me gusta mucho la ropa, para que os voy a engañar, quizá me esté aburguesando un poco...

Pero esto, todas estas reflexiones que con vosotros comparto son las que me hacen especial y todas las reflexiones que leo en otros blogs son las que hacen especiales al que las escribe, y eso me anima, el saber que hay gente que aún disfruta de las misma que yo, y las vive con la misma pasión que las vivo yo.


En cuanto a la homosexualidad de Tintín, es curioso el estudio que ha llevado a cabo la BBC al respecto y si se lee detenidamente, es verdad que la inclinación sexual de Tintín es clara e inequívoca, aunque debo deciros que yo siempre me olí algo... En definitiva, es mi primer héroe gay y no por eso voy a dejar de deleitarme con sus historias y ahora, si me perdonáis voy a hacer como Tintín en esta foto, agarrar rápidamente mi abrigo y salir a darme un paseo y a deleitarme con una preciosa mañana, a solas con las frías y enormes llanuras de las cosas que me inquietan.

7 comentarios:

Lydia dijo...

Dos cositas amigo Alberto: Primero, no te desesperes por algo que no puedes controlar. La miseria nunca desaparecerá de la tierra.Si no aceptas esto lo vas a tener muy dificil en esta vida.

Segundo: me encanta Tintín y a veces lo leo, para relajarme, sobre todo cuando estoy enferma (muy raro) y tengo que estar en la cama forzada (casi nunca). Pero Tintin me parece divertido y saboroso. Si es gay o no, no me interesa. Lo que hace cada uno en su cama es personal, intimo y nunca me ha interesado saberlo.Pieso lo mismo en relación con los escritores. No entiendo entonces este estudio. La sexualidad de uno es algo tan individual que hablar de ello me parece absurdo. Cuando eres un niño lo que cuenta es la aventura. Solo esto cuenta. Lo que pasa es que ahora los niños ya no son niños. Es una pena.

Animos Alberto. Hasta pronto.

Eloi BLQ dijo...

el mayor centro de pederasta y perversión de los pequeños es la escuela.

suerte y ánimos

Cuando amanezca nos vamos dijo...

Por lo primero no te preocupes por mi desesperación, es algo que tengo completamente asumido, pero por lo menos canalizo esa rabia contra los cuatro egoistas que se están cargando todo un Planeta.

En cuanto a lo segundo, me es indiferente que Tintín sea gay o bisexual, pero me parece curioso, puedes imaginar como se han puesto los francófonos -algo que tampoco entiendo-.

Como siempre Lydia, es un placer leerte, un beso!!!

alberto!

Cuando amanezca nos vamos dijo...

Apoyo tu opinión Eloi, es cierto que día sí día no tenemos noticias de sucesos deleznables en los centros educativos. Otra muestra más de que nuestra sociedad está enferma.


Un abrazo Eloi!!


alberto!

¤~Estrellita~¤ dijo...

GRACIAS ALVERTO POR TUS CALIDAS PALABRAS EN MI ESPACIO, TE DEJO UN BESO DE BUENAS NOCHES, HASTA MAÑANA

Arantza G. dijo...

Gracias por tu visita, encantada.
Me gusta como escribes, te seguiré leyendo.
Si no te importa, me tendrás todos los días por aquí.
Y no te enfades con la generación que viene. Los niños de ahora son máquinas, no saben jugar y eso en un ser humano es nefasto y peligroso. La culpa de ello es de los padres irresponsables que con cinco años les proporcionan móvil, dvd en su habitación y consolas. Y para qué? Posiblemente para que los dejen en paz, para que no metan ruido y ellos puedan descansar. Un pena chico.
Con lo bonito que es jugar con tus hijos, participar de sus alegrías y penas. Te lo digo por experiencia.
Un beso

Cuando amanezca nos vamos dijo...

Igualmente encantado por tu visita Arantza.


Te doy totalmente la razón en cuanto al tema de los padres... yo no tuve mi primer movil hasta los 15 años, si no recuerdo mal, un cacharro viejo de mi padre y porque me fui a pasar unos dias fuera de Madrid. Tampoco lo eché en falta y aún hoy, que tengo uno muchísimo más moderno apenas lo utilizo, en contadas ocasiones.


Un abrazooo!!



alberto!