"DICHOSA EDAD Y DICHOSOS SIGLOS AQUÉLLOS A QUIEN LOS ANTIGUOS PUSIERON EL NOMBRE DE DORADOS, Y NO PORQUE EN ELLOS EL ORO, QUE EN ESTA NUESTRA EDAD DE HIERRO TANTO SE ESTIMA, SE ALCANZASE EN AQUELLA VENTUROSA SIN FATIGA ALGUNA, SINO PORQUE ENTONCES LOS QUE EN ELLA VIVÍAN IGNORABAN ESTAS DOS PALABRAS DE TUYO Y MÍO"

martes, 20 de enero de 2009

Algunas conclusiones acerca de lo reflexionado días atrás.


A veces las personas pensamos que somos indestructibles, y es ese pensamiento el que, irremediablemente, nos conduce a la autodestrucción. Entonces es cuando percibimos lo equivocados que estábamos. Ese pensamiento de ser indestructibles, ese concepto, siempre irá tiznado con considerables dosis de autosuficiencia y de arrogancia. Sus síntomas son claros. Excesiva confianza en nosotros mismos. El antídoto a utilizar en estos casos suele ser la reflexión y la autodeterminación. También ausentarnos con nuestros más preciados hobbies, como pueden ser la lectura, la música, los paseos por la ciudad o por el campo, y en casos extremos el deporte. Siempre es bueno liberar adrenalina mediante unos chutes de 100 metros a sprint, aunque yo cada vez me siento más incapaz. El tabaco hace lo suyo, obviamente. Si me sincero con vosotros, a mí, perosnalmente, lo que más me libera de mis problemas cotidianos, sean serios o menos serios, siempre será la música y unas canastas de baloncesto. También hablar con los amigos puede ayudar, pero a mí no me libera especialmente de la problemática diaria, semanal o mensual. Tampoco recomiendo el alcohol, pues a partir de unas cuantas horas, por las cuales resbalan vasos y más vasos del licor ámbar en la barra de una bar, sueles ver la vida de un modo más agresivo, y lo que es más peligroso, más fácil. Resumiendo, el alcohol no es un compañero honesto.

En cambio, cuando tengo un problema que me carcome la cabeza hasta que me duele, soy incapaz de mantener una lectura seria. Me es realmente imposible y es que las letras bailan ante mis ojos mientras yo vuelo hacia esos mundos de venganzas, sueños rotos y sueños por cumplir. Una prueba más de que el hombre no es indestructible. Una prueba más de la estupidez del ser.

También es cierto que los problemas es mejor afrontarlos en compañía fiable y capaz que de modo solitario, aunque conozco personas valientes que afrontaron la batalla de los problemas serios de modo solitario, sin compañía, cuerpo a cuerpo con diversos y múltiples enemigos y salieron magullados, aunque victoriosos. Es innegable la valentía, la perspicacia y el heroismo de algunas personas. Aunque éstas sean una especie en extinción en la actualidad.

El mundo ya no es un lugar seguro.

Pero es el único lugar que tenemos para ser felices, y por lo menos, si somos valientes, hay que intentarlo.


7 comentarios:

Arantza G. dijo...

El mundo no es lugar seguro, pero no lo estamos ni en nuestro mundo interior, porque podemos ser, nuestro mayor enemigo.
Un beso.

AlbertoEL dijo...

Es cierto lo que dices Arantza. Vivimos en una época en la que la intimidad, el bien más preciado de todo individuo, se vende por treinta monedas de plata.



Gracias por tu comentario y un besoooo!!



alberto!

Eloi BLQ dijo...

yo pienso que el mundo es seguro según como lo vivas.

En realidad el mundo es lo que nos rodea. Donde vivimos, la gente que está cerca nuestro (tanto por amistad que por obligación). Las cosas que hacemos.

Si trabajamos nuestro mundo para hacerlo seguro, se puede conseguir. Como tu has dicho, junto a gente con valentía y ganas.

saludos

AlbertoEL dijo...

Es cierto lo que dices Eloi, pero también es cierto que las personas que intentan hacer un mundo al margen de este mundo injusto son consideradas, injustamente, como "bichos raros" y vistos de forma muy negativa por gran parte de la sociedad. Me refiero a los centros utogestionados, u "okupas" como se les suele denominar.
Yo hace ya algún tiempo que dejé de frecuentar discotecas, cambiándolas por pubs, conciertos o centros sociales okupas y tengo que decir que el cambio fue positivo, ya que, aunque no comparto todos los ideales de la gente que promueve los centros sociales, debo decir que son personas con inquietudes, luchadores y solidarios. En cambio las discotecas, o la mayor parte de éstas, albergan... bueno no hace falta que os diga...



Gracias por tu comentario Eloi, y un abrazo!



alberto!

Alejandro Kreiner dijo...

Pienso que los seres humanos somos luchadores por naturaleza. Siempre buscamos algo o alguien por lo que luchar; cuando no lo encontramos luchamos contra nosotros mismos.

Saludos.

≈Estrellita≈ dijo...

´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•` *♥¸.•*¨) ♥ ♥
(¯`´•.¸ ¸.•´´¯ `,+.*`,+.*´.
’ *...`’ °´...`’ °´.*’ °´..`’ °´..`’ °´.
___####___#### .`-.´.+` ´°
_##____#_#____##`,+.*.*´
#_______#________# `+.*`
#________________# `,+.*`.°
_#______________# `,+.*`,+.*
__#____________# `,+.*`,°*`’ °
_____#_______# `,+.*`,+.*`,+.
_______#___# `,+.*`,+.*`,+.*’
_________# `,+.*`,+.*`,+.* ALBERTO PASO A VIISTARTE COMO ESTAS? ESPERO QUE DISFRUTES DE ESTE FIN DE SEMANA EN COMPAÑIA DE LOS TUYOS Y GRACIAS POR ACOMPAÑARME EN MI BLOG, MUY BUENAS TARDES PARA TI Y UN FUERTE ABRAZO DE UNA AMIGA ESTRELLA..

≈Estrellita≈ dijo...

que bonito leerte, gracias por tus palabras en mi bloger, cuando regrese a mi blog vendre a saludarte y leerte hasta pronto